Vetusta Morla – El Disco Que Cambió Nuestras Vidas – (Wizink Center 30-12-18)

Los que acudíamos el Domingo al Wizink Center de Madrid sabíamos que no iba a ser un concierto cualquiera. La expectación era máxima y ya desde media tarde había gente haciendo cola a sus puertas amenizados por una orquesta tipo charanga que interpretaba míticas canciones de la banda. Sobre las 19.30 se abrían las puertas y los que allí habían llegado primeros corrían desesperadamente por el laberinto que daba lugar a la pista para pillar un buen sitio, mientras los agentes de seguridad alzaban la voz diciendo –¡no correr por favor!-  y es que el sold out se conocía desde hacía dos meses y el show que estábamos por ver prometía ser para no olvidar.

Después de un largo rato de espera llegaban las 21.00 y el público empezaba a estar ansioso ante un escenario todavía vacío de gente pero con una pantalla que mostraba uno de los mensajes más reivindicativos de la noche “Solo sí es sí”.

Minutos después sonaban silbidos nerviosos hasta que pasados quince más de la hora programada, las luces por fin se apagaban calmando nuestra sed de concierto para dar inicio a la reproducción en las pantallas del mítico video –“Otro día en el mundo” – que se hizo viral cuando todavía ni existía ese concepto en el lenguaje digital y dónde con un aspecto mucho más joven aparecían Pucho, Guille, Jorge, el Indio y Álvaro recorriendo calles del centro de Madrid allá en el año 2008. Las 15.000 almas allí presentes no podíamos pestañear, la nostalgia nos sucumbía y prestábamos atención absoluta a aquello que estaba a punto de suceder. El concierto del disco que marcó un antes y un después en la industria musical y en la vida de muchos  (yo incluida) estaba a punto de empezar.

Entonces, llegaba la primera sorpresa de la noche cuando las imágenes se fusionaban con una cámara en directo que les acompañaba desde el backstage interpretando la misma canción y dirigiéndose al escenario con sus instrumentos en mano dónde desde el público les estábamos esperando con los brazos abiertos.

La banda entrando al completo en el Wizink Center desde el Backstage. – Lucía Colom –

Una vez finalizada, Pucho, que lucía una camiseta con la serigrafía 30-12-18,  daba el primer discurso de la noche y explicaba el porqué del concierto mencionando que tal fecha “quedaría grabada a fuego en sus mentes” y es que no había sido escogida al azar sino que se cumplían exactamente 20 años desde que dieron su primer concierto en “La Casa de la juventud” de Tres Cantos.

Y así, se daba inicio a un concierto-documental en el que se narraban con exquisitos montajes audiovisuales y canciones la historia de cinco amigos que en época de instituto montaron una banda con la que trabajaron duro y a falta de atención de grandes discográficas se buscaron las castañas para poder llegar al público.

Entre anécdotas y discursos (algunos políticos) capitaneados por Pucho, un set list que no repasaba todos sus grandes éxitos sino que desempolvaba canciones como “Mi habitación favorita” o “Vida no hay mucha” que formaron parte de sus primeras Demos y EP’s y que sonaban en sus conciertos iniciales. Estas se entrelazaban con parte de los 12 cortes que formaban parte su primer álbum “Un Día En El Mundo” como “Autocrítica” . “Rey Sol”, “Pequeño Desastre Animal”, “La Marea”, “Al Respirar” entre un pequeño guiño a su segundo álbum Mapas “Boca En La Tierra” o de su proyecto de poner música a un videojuego llamado “Los Ríos de Alice”. La banda desprendía una luz especial, tiernos abrazos, saltos y sonrisas de complicidad que quizás, personalmente, en los últimos conciertos anteriores de gira no había apreciado.

Pucho, vocalista de Vetusta Morla. – Lucía Colom –

Después llegaba el momento más bonito de la noche, en el que se agradecía a todas aquellas personas que han trabajado y trabajan diariamente para que Vetusta Morla sea una realidad. Así pues, responsables de comunicación, management, técnicos y a la que llaman la jefa de Pequeño Salto Mortal, la discográfica de la banda, eran llamados uno a uno para subir al escenario como si de una reunión familiar se tratase y cantar “El Amor Valiente” junto a Xoel López y De Pedro que ya estaba sobre el escenario pues había interpretado junto a la banda “Maldita Dulzura” minutos antes.

Luego llegaban otros himnos como “Copenhage”, “Sálvese Quien Pueda” o una tierna canción como  “Iglús” para dar paso a unos bises que no queríamos que llegaran nunca “Año Nuevo”, “Un dia en el mundo” y “Saharabbey Road” con las que se daba fin a una noche eterna, en la que todos los allí presentes con vivos, muertos estuvimos brindando juntos por un año más y por haber disfrutado de un momento que seguirá en nuestras mentes de por vida. El concierto de #ElDiscoQueCambioNuestrasVidas. 

Set List

Otro día en el mundo 

Autocrítica 

Rey Sol 

Pequeño Desastre Animal

Mi Habitación Favorita

Vida No Hay Mucha

La Marea 

Al Respirar 

Boca En La Tierra 

La Cuadratura Del Círculo 

Los Rios De Alice 

Los Buenos 

Maldita Dulzura 

El Amor Valiente

Copenhague 

Sálvese Quién Pueda 

Valiente 

Iglús 

Año Nuevo 

Un Día En El Mundo 

Saharabbey Road 

 

Escrito por

Melómana estudiante de Marketing y Comunicación Digital. Técnica de Sonido de formación y cantante retirada de los escenarios desde hace un tiempo. Me flipa la tecnología y el mundo audiovisual. Enamorada de Londres, mi segunda ciudad. Vetusta Morla es mi debilidad y soy muy ecléctica en gustos musicales: jazz, soul, garaje, punk, funk, indie, brit-pop, surf o incluso reggae.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *