Odio París (Sidecar, 25/02/17)

Corriendo desde el curro, no pude llegar a tiempo para los navarros Tremenda Trementina, pero sí para pillar entera la actuación de Odio París. Hacía casi 1 año de aquel concierto en el Let’s Festival 2016 que les volvió a llevar a los escenarios tras 2 años de parón, y esta noche de sábado carnavalesco era especial: porqué servía para cerrar la gira, porqué era el concierto nº13 en estos dos últimos meses, porqué jugaban en casa, y porqué era ‘la noche del despecho’. Así, Víctor se encargó de reclamar a los solteros de la noche que se buscaran entre sí, a ver si salía de allí una historia de amor, o “ni que sea un ‘kiki”. Y aunque en su nombre lleven el odio por bandera, es difícil no quererlos. Sus agridulces melodías se enganchan sin correr riesgo alguno de empacho de azúcar, y en ese terreno de ambiguas contradicciones, se mueven y nos mueven a la perfección.

En un escenario repleto de flores, sus guitarras shoegaze empezaron a quemar cenizas con ‘Don De Tracy’ y ‘Camposanto’, para darle, de entrada, un punto de épica a una noche surrealista, con Spiderman o bailarinas peludas entre un público con ganas de desmadre. Víctor y Óscar se alternaban el protagonismo a las voces, mientras Jaume y Pedro marcaban la parte rítmica en un discreto segundo plano. No tardaron demasiado en usar la bala de ‘Uno De Noviembre’, y resultó casi imposible no pensar en lo rápido que pasa el tiempo, y que ‘Ya No Existes’ no es sólo el nombre de otra canción. Tras ‘San Antonio’, se les unió Adri de Tremenda Trementina para cantar ‘El Último Deshielo’ a dúo con Víctor. Sin dar tiempo al respiro, siguieron exhibiendo hits impepinables como una ametralladora, con ‘Ahora Sabes’, el último single ‘Arder Y Adiós’ (enamorados estamos de la protagonista del video…), ‘En Junio’ y ‘Cuando Nadie Pone Un Disco’. Joder, es que tienen muchas canciones incontestables, y uno no puede dejar de preguntarse por qué no se llevan el éxito abrumador y masivo que gozan otras bandas de la escena estatal con mucho menos talento y canciones la mitad de brillantes. Misterios de la geografía coaxial de ese indie cenicero que se nos cuela, poco a poco, entre los dedos…

IMG_0170

Escrito por

Rarito como un tema de Sonic Youth; me excito con el ‘Psycho’ de los Sonics; si me cabreo, Pistols, RATM, riot grrrls o Los Punsetes; me ponen igual soul, r’n’b, ye-yé, garaje, punk, r’n’r, indie o brit-pop. De mayor quiero ser Patti Smith, Iggy o John Waters. Ateo hasta que conocí a PJ HARVEY. Fui negro en otra vida… y hago el impostor como periodista musical y deportivo en radio, TV, webs y revistas varias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *