Los Planetas (Apolo, 21/04/17)

Llegados a este punto de la película, Los Planetas son como esos equipos con una trayectoria y una plantilla tan amplias que se pueden permitir el lujo de salir a jugar con múltiples registros distintos. O incluso hacer un cambio de última hora para empezar su gira de presentación de ‘Zona Temporalmente Autónoma’. Y aunque el setlist ponga que la primera canción será ‘Islamabad’, optar por dejarla para los bises y comenzar por una canción de su anterior álbum de hace 7 años. ‘Los Poetas’ marcó el inicio de un emocionante concierto que tuvo distintos conciertos dentro del mismo: el hat-trick inicial, completado con ‘Soleá’ y ‘Seguiriya De Los 107 Faunos’, fue denso, brumoso, oscuro. Las primeras muestras de exhuberancia de repertorio y júbilo del público que agotó las entradas para el show hace semanas llegaron con el siguiente trío: ‘Señora De Las Alturas’, ‘Ya No Me Asomo A La Reja’ y la pielgallinacea ‘Corrientes Circulares En El Tiempo’, donde todos volvimos 16 años atrás a historias ya prescritas. Porqué todos sabemos que las canciones de Los Planetas hablan de ti y de mi, y no hay ninguna duda al respecto. Y sólo hay que ver todas esas caras o escuchar el karaoke indie colectivo en el que se acaban convirtiendo los conciertos de los granadinos. Toda una generación de desamores, recuerdos amargos e historias fatales haciendo chup-chup en una ceremonia de exorcismos emocionales comunitaria.

thumb_IMG_5702_1024

 

El tercer miniconcierto de la noche nos devolvió al presente, con alguna de las canciones con más gancho de su último disco, como ‘Hierro Y Níquel’ o ‘Porque Me Lo Digas Tú’. ‘Libertad Para El Solitario’ era el enganche para otro cambio de chaqueta de más dos décadas de vida: los primeros compases de ‘Rey Sombra’ volvieron a traer la euforia colectiva, y recuerdos individuales de aquél primer concierto planetario personal, hace más de dos décadas en Tarragona, cuando todavía May y Raul formaban parte de la banda. Todavía le estoy enseñando mis pelos de punta a mi acompañante cuando empieza a sonar ‘Santos Que Yo Te Pinté’, donde la batería de Eric resuena contundente para acompañar toda nuestra rabia y las palabras que se nos escapan de los labios, casi por hipnosis inconsciente. Dejad de meterle mano a mi memoria, cabrones. Nueva tregua de presente con ‘Amanecer’, ‘La Gitana’, ‘Ijtihad’ (con esas letras robadas a los Pixies) o el pildorazo de ‘Espíritu Olímpico’, antes de meterle un nuevo zarandeo a nuestras almas que desafíe nostalgias y fantasmas semienterrados: un montón de años después, recuperan una ralentizada ‘Jose Y Yo’, para volver a rompernos la cintura. Todavía desangrándonos por el suelo, nos pasan por encima con las ‘Alegrías Del Incendio’, y nos curan las heridas con la maravillosa ‘David Y Claudia’, donde nos pasan por la cara que hace 20 años ya teníamos 20 años. ‘Zona Autónoma Permanente’ marca el primer punto y seguido…

thumb_IMG_5871_1024

 

…y ahora sí, el inicio del primer bis va a ser lo que iba a ser el principio del concierto: acompañados de la figura del trap Yung Beef, se reinventan con ‘Islamabad’, la extática adaptación del ‘Ready pa’ Morir’ (te explicamos la historia meses atrás). Sin duda, se trata de unos de los momentos álgidos de un show que todavía tiene más balas para agujerearnos: ‘Un Buen Día’ y ‘Pesadilla En El Parque De Atracciones’ derivan en explosión comunal de algarabía, desmelenes y sudores. Vuelven a dejar el escenario, pero no se vayan todavía, que aún hay más…

thumb_IMG_5599_1024

 

…y es que Eric tiene que volver a destrozarnos a golpes de batería, con un ‘Segundo Premio’ que, por muy plagio que sea, también es otra de las canciones clave del repertorio planetario, con esa engañosa historia de desamor que no es tal, sino un grito al Florent desaparecido y consumido por sus adicciones mientras grababan ‘Una Semana En El Motor De Un Autobús’. Y por suerte, llamó y volvió, y ahí le tenemos, con el paso evidente de los años, pero todavía llevándonos por donde quiere como guitarrista de Hamelin desde la oscuridad de su esquina de escenario. ‘Reunión En La Cumbre’ culminará un esplendoroso viaje de 2 horas por más de dos décadas de historia del pop español. Podrán reprocharles que a J no se le entiende, que son monarcas del indie aburguesado que coquetea con multinacionales, y con mil y un argumentos más. Pero lo que nadie podrá negarles es que llevan más de dos décadas esculpiendo uno de los repertorios más incontestables que haya dado la música de este país. El 99% de las bandas de este país matarían por un setlist que estuviera compuesto sólo con las canciones de Los Planetas que ayer echamos a faltar. Y, personalmente, añado que no hay banda ni artista de este rincón del planeta que me emocione más que ellos.

TEXTO Y FOTOS: Ignasi Trapero

 

Tags from the story
, ,
Escrito por

Rarito como un tema de Sonic Youth; me excito con el ‘Psycho’ de los Sonics; si me cabreo, Pistols, RATM o Los Punsetes; me ponen igual soul, r’n’b, ye-yé, garaje, punk, r’n’r, indie o brit-pop. De mayor quiero ser Patti Smith, Iggy o John Waters. Ateo hasta que conocí a PJ HARVEY. Fui negro en otra vida… y hago el impostor como periodista musical y deportivo en radio, TV, webs y revistas varias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *