John Parish (La 2 de Apolo, 26/11/18)

John Parish (Foto: Ignasi Trapero)
John Parish (Foto: Ignasi Trapero)
Jean-Marc Butty (Foto: Ignasi Trapero)
John Parish (Foto: Ignasi Trapero)
John Parish (Foto: Ignasi Trapero)
John Parish (Foto: Ignasi Trapero)
John Parish (Foto: Ignasi Trapero)

Esto de los calendarios de conciertos está francamente mal repartido. Hay semanas que son un desierto y cuesta encontrar propuestas interesantes, y luego un mismo lunes te pueden coincidir la misma noche en la misma ciudad Still Corners, Johnny Marr y mister John Parish. Y ante tal tesitura, te encuentras con la difícil (y bendita, todo sea dicho) elección: ¿nos vamos a ver por primera vez a una banda que no se prodiga por aquí? ¿A un mito histórico del pop de los 80? ¿O a una de las figuras claves de la música británica de las últimas décadas? Al final optamos por John Parish, supongo que por una especie de reconocimiento y agradecimiento por la cantidad de buena música que nos ha regalado durante tantos años, sea en solitario, junto a la musa PJ Harvey, o produciendo a artistas como Eels, Giant Sand, Aldous Harding o ‘nuestra’ Maika Makovski.

John Parish (Foto: Ignasi Trapero)

La noche se presenta en cierta manera insólita, con una sala 2 de Apolo con mesas y sillas desde las que podremos disfrutar, en la privilegiada intimidad que conformamos los allí presentes, de un show teñido de sonidos heterogéneos y reposados, aunque también con momentos de electricidad instrumental. Todo un ‘Capricho de Apolo’ llevado a su máxima expresión. A sus 59 años, Parish sale a escena con su habitual elegancia (momentos antes del concierto le vemos caminar tranquilamente frente a la sala llevando en una percha su camisa blanca), y acompañado por cuatro músicos que han participado en este último disco que viene a presentar, ‘Bird Dog Dante‘: el batería Jean-Marc Butty (también músico de la superbanda de acompañamiento de la última gira de PJ Harvey), la teclista Marta Collica, la bajista Giorgia Poli, y el guitarrista Jeremy Hogg (compañero de fatigas en aquellos seminales Automatic Dlamini donde también empezó Polly Jean).

Giorgia Poli & Jeremy Hogg (Foto: Ignasi Trapero)

El setlist se centra en el último disco, empezando por ‘Type 1’, donde nuestro afable y modesto frontman cede parte del protagonismo al otro guitarrista, para que se marque un solo afectivo, efectivo y sin efectismos. Le sigue esa ‘Sorry For Your Loss’ que en el disco canta PJ, y aunque Marta Collica le ayuda en la parte vocal, uno no puede evitar pensar en cómo habría sonado esa canción con la musa de Dorset en la sala. Cosas del talibanismo pjharviano que uno no puede (ni quiere) reprimir. Todo este primer bloque lo capitalizan canciones de ‘Bird Dog Dante’ (‘The March’, ‘Add To The List’, ‘Buffalo’, ‘Rachel’), que nos sirven para darnos cuenta de que se puede ser un gran músico sin necesidad de caer en postureos exhibicionistas ni cretinismos. Y si se tiene la boca seca y se necesita un poco de agua, se pide por el micro con educación ‘polite’ británica, con las consecuentes ‘gracias’ cuando te traen el botellín. Ojalá esa sencillez fuera más habitual en el mundo de la música…

John Parish (Foto: Ignasi Trapero)
Marta Collica (Foto: Ignasi Trapero)

‘Boxers’ es la primera mirada al pasado, justo antes del momento en que más echo de menos a Polly Jean: la preciosa ‘April’, donde el teclado vuelve a ganar protagonismo en detrimento de la parte vocal, a cargo de John. En la recta final del show también recupera temas de aquél lejanísimo ‘How Animals Move’ con el que le vimos en solitario por primera vez en una carpa del Poble Espanyol en el Primavera Sound de 2003, como la canción homónima o ‘Stable Life’. También cae la instrumental ‘Plein Sud’ de la película francesa de mismo nombre, o el tema que cierra el último disco, ‘The First Star’, y que dedicado a su héroe de infancia: el genial futbolista del Manchester United y personaje icónico de la Gran Bretaña de los ’60-’70, George Best. Y acaba con ‘Sea Defences’, también del ‘Once Upon A Little Time’ de 2005. El show se cierra con un par de bises y la satisfacción de haber acertado nuestra elección. Thank you, mr. Parish.

Escrito por

Rarito como un tema de Sonic Youth; me excito con el ‘Psycho’ de los Sonics; si me cabreo, Pistols, RATM, riot grrrls o Los Punsetes; me ponen igual soul, r’n’b, ye-yé, garaje, punk, r’n’r, indie o brit-pop. De mayor quiero ser Patti Smith, Iggy o John Waters. Ateo hasta que conocí a PJ HARVEY. Fui negro en otra vida… y hago el impostor como periodista musical y deportivo en radio, TV, webs y revistas varias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *